La marca im-personal

Hacía tiempo que no escribía, pero no será por falta de ganas. Hoy vengo a hablaros de algo que me parece una pandemia: la marca im-personal.

Cuántas veces habremos oído en una película algo así: “la hoja de servicio de este personaje está demasiado limpia, es demasiado perfecta. Aquí hay algo encerrado. Buscad en lo más recóndito de su pasado”. Pues lo mismo pasa actualmente en las redes sociales y en ciertos CV de muchas personas: pretenden hacernos creer lo que realmente no son.

No solo hay que aparentar, sino también serlo.

Ser auténtico no es tener la huella digital más perfecta: imágenes de book, compartir las mejores frases de los grandes influencers de este siglo (o del pasado), copiar textos o formatos de otras personas, compartir sólo los éxitos o fingir ser la persona más sociable.

No sé a vosotros, pero me rechina. No es que venga ahora de hater, pero estamos en una era digital en que la teoría de los seis grados de separación, suele ser muy real y cierta. Al final, lo que importa, son las personas. Y la imagen que algunos proyectan con su marca im-personal termina reflejando sus grandes carencias y defectos.

Llevo mucho tiempo en el mundo online: lo reconozco. Y eso me ha hecho ver cómo hay vida más allá de un avatar.

Y lo siento, yo no me permito ser tan impersonal. Me gusta ser más auténtico. Más humano. Con mis aciertos, con mis errores, compartiendo mi música, mis gustos por las pelis o las series, mis proyectos, por mis gocheos con amigos o estando con mi familia, haciendo deporte o ayudando en lo que pueda a quien me pregunta, mis fricadas, dando mis propias opiniones o los post que merecen la pena. Humanizo luego existo.

“Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es”. Jean Paul Sartre

Anuncios

2 comentarios en “La marca im-personal

  1. elaguijonescarlata dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, Alfonso. Y eso no sólo sucede con los currículums o perfiles de linkedin de las personas, sino también con las empresas. Todas proyectan una imagen de buen rollo y ambiente prolífico en lo que a creatividad se refiere, pero la realidad es que entras y hay más alegría en un cementerio.
    No podemos ser lo que no somos, y el tiempo al final revela nuestra verdadera naturaleza, así como nuestras aptitudes.
    Comparto tu texto en Twitter. Me ha alegrado leerte 🙂
    Un abrazo.

    • crazyalf dijo:

      De eso también podríamos hablar: cómo puede ser que agencias de comunicación tengan las redes sociales “aparcadas” y el branding digital es obsoleto. Es más fácil ser lo que la gente pretende que seamos, que lo que deseamos realmente ser.
      Me alegra volver a verte por aquí 🙂 Un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s